Los metales se disparan al calor de la transición verde y la recuperación económica

La fiebre del oro vivida en 2020, que lo llevó a máximos históricos por su papel de activo refugio en medio de la crisis económica derivada de la pandemia, se ha convertido ahora en la fiebre de los metales industriales. El paladio se sitúa en máximos históricos, el platino toca niveles de 2015, aunque lo que más destaca es el repunte del cobre, que con una revalorización del 25% en lo que va de año se coloca en máximos de una década.

Los analistas explican esta evolución alcista, que también afecta a otros metales como el níquel o el hierro, desde dos perspectivas: la recuperación económica y la transición energética.

El avance de la vacunación y la cada vez más cercana antigua normalidad da muestras ya a nivel económico, con un aumento del gasto en países como EE UU o Reino Unido y unos niveles de confianza del consumidor en máximos en la Unión Europea, explica Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano Partners. “La recuperación económica se está produciendo en forma de V, mucho más rápido de lo esperado, lo que está haciendo que se busque exposición a algo cíclico, como los metales industriales”, afirma.

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inversiones en oro y plata